Aislamiento = Ahorro

El aislamiento es el futuro. esta debe ser una de nuestras prioridades a la hora de construir o bien reformar una vivienda. Será más fácil de vender y mantener y nos hará ahorrar mucha energia. Debemos tener una buen aislamiento y diseñar las ventanas con la mejor orientación posible.

Sólo para poneros en antecedentes, hay estudios que demuestran que una vivienda no aislada o mal aislada, gasta unos 1.000 de media en calefacción, una bien aislada, 350 y una perfectamente hermética, 120 anuales.... casi lo tenemos todo dicho.

El aislamiento térmico se instala en todas las superficies que estén en contacto con el exterior –muros, cubiertas, forjados en voladizo o sanitarios–; en el interior, en medianeras, paredes.....

Si no hablamos de obra nueva, en una casa unifamiliar la prioridad es aislar por el exterior, para corregir patologías en fachadas y cubiertas, como el sobrecalentamiento y enfriamiento excesivo de las superficies, los puentes térmicos, las condensaciones y la permeabilidad al aire.

Si la vivienda está en un bloque, existen dos actuaciones posibles. La primera consiste en realizar una rehabilitación energética de todo el edificio; la segunda, aislar individualmente por el interior. En este caso, lo mejor es instalar un trasdosado autoportante de yeso laminado separado de la pared. Luego, rellenar la cámara con aislante no hidrófilo y crear una circulación convectiva de aire en el trasdosado, que evitará condensaciones.

Otra posibilidad es trabajar con invernaderos adosados al muro sur de la vivienda o galerías acristaladas. Parte del sol queda atrapado dentro del invernadero y se acumula en los materiales opacos que lo forman. Este calor gratuito te permitirá poner equipos de menor potencia o soluciones de calentamiento más económicas –estufas de doble combustión a leña.

Así que ya teneis unas pequeñas guías de como actuar... Espero que como siempre, mis consejos os hayan servido.

Gracias por seguirme.

Fuente: www.idealista.com

Publicado el Lunes, 12 de Marzo de 2018