Piscinas cristalinas y más...

Cuando el sofocante calor aprieta, no hay nada mejor que tener la opción de bañarse en una piscina de aguas cristalinas. Debemos mantener siempre unas reglas: desinfectar el agua con cloro, mantener el PH del agua entre 7,2 y 7,8, aplicar un alguicida e impermeablilizar la piscina para evitar fugas de agua o filtraciones.

Es muy importante que seamos constantes en nuestras tareas y cuidados, no sólo a principio de verano, podemos tener una piscina perfecta toda la temporada estival.

El cloro es básico porque destruye hongos y bacterias, aunque debemos vigilar el exceso ya que entonces produce irritaciones en piel y ojos.

También hay que vigilar mucho las algas, si nuestra piscina un día amanece verde es que ha sido invadida... habrá que aplicar un alguicida y revisar bien el fondo porque además es una superficie muy resbaladiza.

De todos modos, si tenemos el lujo de poseer una piscina, seguro que vamos a seguir estos consejos y disfrutaremos del verano de la mejor manera posible.

Si es así sólo me queda desearos: ¡Feliz chapuzón en vuestras aguas cristalinas!

Medio: eleconomista.com

Publicado el Viernes, 25 de Agosto de 2017